¿Por qué el Príncipe de Marruecos no deja que le besen la mano?

Moulay Hassan la verdadera razón de por qué no le gusta el besamanos

Tiene 12 años y participa entusiastamente de los eventos públicos. El príncipe heredero de la corona de Marruecos, Moulay Hassan, se convirtió en el protagonista de un vídeo viral donde se le ve atravesando una línea de saludo, y quitando la mano cuando los funcionarios públicos se inclinan para besar su extremidad.

El vídeo desató comentarios sintiendo simpatía por el pequeño príncipe, atribuyendo el gesto a un “desagrado” o “asco” de ser besado por otras personas, casi como algo propio de su edad. Sin embargo, este no es el verdadero motivo.

El rey de Marruecos, Mohammed VI, y padre de Moulay Hassan, tiene el mismo gesto de retirar su mano cuando alguien, durante el besamanos, está a punto de realizar la acción. Este ademán no tiene un significado de asco ni de desagrado con un matiz negativo, sino que se hace para comunicar modernidad en el reinado, con el ánimo de dejar atrás la tradición del besamanos, cosa que sin duda quiere heredar al príncipe.

“Incluso si el rey Mohammed VI quiso o no reinar, definitivamente no quiso hacerlo como su padre. ‘El día después de convertirse en rey -dice Abdellatif Benfahane, Ministro de Extranjería Oficial- dijo: Abran las puertas y las ventanas. Dejen que la gente respire'”, cuenta un perfil de la revista Foreign Policy, haciendo referencia a los aires de modernidad que Mohammed VI quiso para su reinado.

De todos modos, el protocolo, incluso el real, no tiene por qué ser siempre estático. El gesto del rey y el príncipe de Marruecos es importante: rompe con una tradición presente en casi todas las monarquías a nivel mundial, que versan sobre el carácter de deidad de los reyes, quienes deben ser venerados.

Fuentes:
http://foreignpolicy.com/2012/10/08/the-reform-of-the-king/

*

Top